Por una necesaria igualdad entre hombres y mujeres; ¿hacia una Secretaria General de la ONU?

Publicado el 23 junio, 2016

Embajadora Zadalinda González y Reynero*

En pleno siglo XXI, la humanidad no ha sido capaz de dar a la mujer el lugar de igualdad frente al varón que le corresponde. Parece mentira, pero no existe todavía la igualdad política, económica y social de la mujer frente al hombre. Incluso cuando las leyes (y no siempre) sancionan dicha igualdad, en los hechos la mujer continúa siendo discriminada en el trabajo, en la calle, en la familia.

En el ámbito político esta falta de igualdad es clara. Hoy hay alrededor de 20 mujeres jefas de Estado o de Gobierno. Esto quiere decir que, de un universo de alrededor de 200 países en el mundo, sólo 10 por ciento de ellos es liderado por una mujer. En el mundo parlamentario, a pesar de los avances, sólo un 22 por ciento de las y los parlamentarios nacionales son mujeres. Esto significa que la proporción de mujeres parlamentarias ha aumentado muy lentamente desde 1995, cuando se situaba en un poco más de 11 por ciento. La misma situación se refleja en el Sistema de las Nacioenes Unidas yotras organizaciones internacionales.

México no ha tenido todavía una mujer como jefa de Estado pero otros países latinoamericanos han pasado ya por la experiencia: Argentina, Brasil, Chile, entre otros.

Afortunadamente la representación política de la mujer refleja cada vez más el indudable papel que las mujeres jugamos no sólo en la vida social sino también en el devenir económico de nuestras naciones y del mundo.

Hace pocos años Estados Unidos eligió como presidente a un hombre afroamericano, lo que para muchos resultaba hasta entonces un hecho poco menos que  impensable. Actualmente, la posibilidad de que una mujer lo suceda en el cargo no es remota. Y tampoco lo es la de que una mujer llegue pronto a un puesto tan importante como la Secretaría General de la ONU, la más importante organización mundial. Sólo 8 hombres han desempeñado ese cargo desde la creación de la ONU, en 1945. Quizá es ya momento de que una mujer tome el relevo. Toca al conjunto de países miembros evaluarlo y decidirlo.

*Embajadora de México en retiro. Titular de la Cátedra Extraordinaria “Fernando Solana Morales”.